IMG_5490__Custom_El 21 de junio Multinacionales por marca España colaboró con la Cámara de Comercio Alemana e IESE Business School en la celebración de la jornada “Compliance en empresas multinacionales: Exigencias desde la central y requisitos locales. ¿Diferentes enfoques para un mismo tema?”, reuniendo a más de 80 asistentes.

Los sistemas de compliance forman cada vez más parte de una cultura de empresa sostenible, particularmente también en empresas multinacionales. Diferentes condiciones jurídicas, culturales e históricas han hecho que se desarrollen diferentes sistemas de compliance en el país de la casa matriz y en el de las filiales de las empresas multinacionales. Para estas empresas es clave asegurar que en todo el grupo empresarial se cumpla con un mismo estándar y rigor la política empresarial respecto al compliance. En esta jornada se expusieron casos prácticos de cómo se enfrentan las multinacionales a este reto.

El director gerente de la Cámara Alemana, Walther von Plettenberg, dio la bienvenida a los más de ochenta asistentes y pasó la palabra a Joan Fontrodona, profesor de Ética Empresarial de IESE Business School, que moderó la mesa de debate en la que participaron Pedro Tomey, Chief Reputation Officer de AON y presidente de la Comisión de RSC de Multinacionales por marca España, Klaus Moosmayer, CCO de Siemens AG, Sebastian Schlender, Senior Vice President Corporate Audit & Consulting Division de Bertelsmann y Pía de la Cuesta, Regional Compliance Officer del Grupo Thyssenkrupp.

Fontrodona subrayó la complejidad de la compliance para las empresas que aspiran a seguir unos principios de conducta globales, pero al mismo tiempo, deben tener en cuenta las particularidades legales y culturales de los diversos lugares en los que actúan. “La función de Compliance bien entendida ayuda a prevenir comportamientos no aceptables, a identificarlos a tiempo, y a crear un clima de colaboración en la empresa, donde todos se sienten responsables y protagonistas de la buena marcha de la empresa.” Y añadió: “La compliance no sólo tiene efectos económicos positivos, sino que es una palanca para el desarrollo personal y el compromiso con la empresa”.

En su intervención, Pedro Tomey destacó que “en las multinacionales la ética y el compromiso con los más altos de niveles de integridad deben formar parte de la cultura y del ADN de toda su organización. Las políticas de compliance o las líneas de asistencia ética son fundamentales, pero el buen juicio y el sentido común son insustituibles al realizar la actividad y establecer relaciones empresariales”.

Para Sebastian Schlender el factor compliance es una ventaja competitiva. Subrayó que “es evidente que hay una tendencia por parte de clientes de tomar decisiones a base de la reputación de la empresa en cuanto a este tema e incluso – como es en el caso del sector B2B – evaluar y auditar el Compliance de sus proveedores.”

Haciendo referencia a la función del compliance officer, Pía de la Cuesta del  Grupo Thyssenkrupp destacó que la presencia local del compliance officer y su plena inmersión en la actividad de la compañía se han revelado como factores determinantes a la hora de lograr una efectiva implantación de los programas de compliance en filiales de empresas multinacionales, facilitando así el establecimiento de un diálogo permanente con los interlocutores locales que permitan al compliance officer conocer de primera mano y gestionar eficazmente con la matriz los eventuales conflictos que pudieran derivarse de su aplicación.

Por su parte, Klaus Moosmayer de Siemens hizo hincapié en la relación compliance y comunicación.  “Compliance siempre se relaciona con procesos y controles. Pero la clave fundamental de compliance es la comunicación. Comunicación por parte de los ejecutivos sobre la importancia de una cultura de compliance en la empresa. Comunicación entre los profesionales de compliance y los empleados para mantener un diálogo sobre la eficacia del programa y sobre situaciones de dilema – y también comunicación por parte de “whistleblowers” en buena fe.” Y añade: “Una buena comunicación es el mejor remedio contra el peligro del ‘cansancio de compliance’ en las empresas.”

La  jornada, patrocinada por Bertelsmann, Business Keeper y Siemens, finalizó con un animado coloquio entre asistentes y ponentes.

 

Share with your friends:

Para contactar

Puede ponerse en contacto, comunicarse y trasladarnos sus peticiones o sugerencias a través de esta página. Le atenderemos a la mayor brevedad posible.

  • Paseo de la Castellana 95, Planta 15. 28046 - Madrid - España ‎
  • +34 914 185 071
  • informacion@multinacionalesmarcaespana.org
  • www.multinacionalesmarcaespana.org

Twitter

The openForce

Regístrate a nuestra newsletter

* = campo obligatorio