Multinacionales por marca España ha presentado esta mañana en la sede del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y en colaboración con ING, el informe “El valor diferencial de España para la transformación”, en el que se definen los factores positivos más relevantes para el inversor internacional en relación con el entorno económico de referencia del país en el actual contexto de cambio.

La publicación identifica los cinco vectores que engloban dichos factores de atracción, como son mercado; medio físico, infraestructuras y conectividad; talento; innovación y entorno social, institucional y medioambiental.

Respecto al mercado, el estudio pone de relieve que España es una economía diversificada, con índices de crecimiento sostenido, sector exterior pujante y costes y productividad competitivos. Su dinamismo exportador se refleja en la progresión de sus ventas al exterior. Así, en la década que se inició en 2010, España se situó en el quinto país de la OCDE que más incrementó sus exportaciones con relación al PIB, alcanzándose el 34,5%.

En cuanto al medio físico, infraestructuras y conectividad, se señala que España es un país geoestratégicamente privilegiado, con excelentes infraestructuras de comunicación y transporte, que han facilitado el desempeño histórico de un papel destacado como centro de operaciones comerciales y potencia marítima, propiciando la apertura de mercados en América Latina, Norte de África y en Oriente Próximo. Según la última edición del Global Competitiveness Report editado por el World Economic Forum, España es el séptimo país más atractivo del mundo para invertir por sus infraestructuras y el tercero de Europa.

Por otra parte, la publicación destaca que España cuenta con una base de talento relevante, con un porcentaje de población con estudios terciarios más elevado que el de la mayor parte de los países de su entorno. El sistema de universidades, abierto a la captación de talento internacional, presenta una amplia oferta de grados técnicos, al mismo tiempo que los centros de formación profesional y escuelas de negocio, tres de ellas figuran de forma recurrente entre las principales escuelas de negocios europeas y mundiales en los rankings más prestigiosos, están orientados a las oportunidades de empleo que brindan las nuevas actividades empresariales.

La capacidad de innovación es clave para cualquier país con un impacto directo en el empleo, el crecimiento y la productividad. España, que ha atravesado en la última década una profunda transformación digital y tecnológica, se sitúa por encima de la media comunitaria en digitalización, capital humano y sostenibilidad ambiental. Asimismo, cuenta con hubs de emprendimiento de relevancia internacional como son Madrid y Barcelona y ecosistemas de emprendimiento consolidados, además de una producción científica de primer nivel.

Por último, España dispone de un entorno institucional favorable a la radicación de empresas extranjeras, con un amplio despliegue de instituciones a su servicio a nivel nacional, regional y local, que garantizan la máxima transparencia y calidad democráticas. El país está a la cabeza de los compromisos de desarrollo sostenible, industria 4.0, economía circular, protección medioambiental, así como inclusión social e igualdad, con políticas muy activas en este terreno. La calidad de vida se encuentra entre las más valoradas del mundo por su equilibrio entre clima favorable, socialización, coste de la vida, servicios públicos eficientes y accesibles y seguridad personal. España es el cuarto país de la OCDE en el que mejor equilibrio trabajo-vida personal se puede alcanzar.

Para Beatriz Blasco, presidenta de Multinacionales por marca España, “Como asociación de empresas multinacionales, consideramos que nuestro papel es apoyar la acción de los gobiernos en materia de progreso y mejora de la imagen de España en el exterior y proponer medidas que puedan contribuir a la mejora de la competitividad de España y de su atractivo como destino para la inversión internacional, al mismo tiempo que favorecer el bienestar y prosperidad de sus ciudadanos”.

Durante la presentación del informe, Ignacio Juliá, consejero delegado de ING España y Portugal, ha señalado que “la historia de éxito de ING en nuestro país sería difícil de explicar sin tener en cuenta el ecosistema que ofrece España para el desarrollo de la inversión internacional. Factores como las infraestructuras digitales, el entorno social o la calidad de los profesionales han sido palancas clave para poder desarrollar un modelo de negocio innovador. El Informe es un interesante análisis que nos ayuda a identificar qué factores de éxito tenemos que preservar y qué áreas debemos trabajar para afrontar los desafíos del actual contexto”.

Contribución de las multinacionales extranjeras en España

 De acuerdo con los últimos datos disponibles, en España se ubican más de 10.600 filiales de empresas multinacionales que emplean a 1,7 millones de personas en todos los sectores de actividad. Estas empresas que representan el 0,47% del número total de empresas en los sectores de industria, comercio y servicios de mercado no financieros contribuyen con un 28,1% de la cifra de negocios, un 15,3% del empleo, un 24,2% de los costes de personal y el 39,5% de las exportaciones. También es significativa su contribución al gasto de I+D, representando el 38,4% del total del gasto empresarial.

Descargue aquí el informe completo

Share with your friends:

Detalles de Contacto

Puede ponerse en contacto, comunicarse y trasladarnos sus peticiones o sugerencias a través de esta página. Le atenderemos a la mayor brevedad posible.

  • Paseo de Recoletos, 5 · 28004 – Madrid – España ‎ ‎
  • +34 91 789 82 43
  • informacion@multinacionalesmarcaespana.org
  • www.multinacionalesmarcaespana.org

Twitter

The openForce

Regístrate a nuestra newsletter

Acepto la "política de privacidad"

* = campo obligatorio