Procter & Gamble (P&G), fabricante de productos de consumo de marcas tan conocidas como Fairy, Dodot, Gillette o Ariel, ha anunciado su compromiso de neutralizar sus emisiones de carbono a nivel global para el año 2030. Con este anuncio, la compañía refuerza su estrategia de sostenibilidad con la ampliación de sus compromisos medioambientales en una década clave para la acción climática.

P&G superará el objetivo que se había marcado, reduciendo el 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero y compensando, adicionalmente, el impacto restante con la puesta en marcha de proyectos y soluciones climáticas adicionales que, según sus estimaciones, le permitirán neutralizar aproximadamente 30 millones de toneladas de CO2 hasta 2030.

Para ello, P&G priorizará la compra de electricidad procedente de fuentes renovables, un compromiso en el que ya ha realizado importantes avances y que sus plantas españolas de Mequinenza (Zaragoza) y Jijona (Alicante) ya cumplen desde 2015. Además, impulsará proyectos basados en la energía eólica, solar y geotérmica, alineando así sus esfuerzos, que continuarán más allá de 2030, con las pautas marcadas por la ciencia para limitar el aumento global de las temperaturas.

Sin embargo, si bien es cierto que, con las tecnologías actuales, algunas emisiones no se podrán eliminar para 2030, P&G acelerará su progreso en este sentido mediante la inversión en soluciones climáticas naturales durante la próxima década.

“El cambio climático es una realidad y debemos actuar ahora”, ha declarado David Taylor, presidente y CEO de P&G: “Al reducir nuestra huella de carbono e invertir en energías renovables, conseguiremos convertirnos en una compañía neutra en emisiones de carbono en diez años, contribuyendo a la protección de los ecosistemas y colectivos más vulnerables en todo el planeta”, ha añadido.

Alianzas para frenar el cambio climático con soluciones basadas en naturaleza

P&G también ha anunciado hoy su alianza con las organizaciones Conservation International y World Wildlife Fund (WWF), con las que trabajará para identificar y financiar proyectos de protección, mejora y recuperación de ecosistemas esenciales como bosques, humedales, prados y pantanos, que reportarán importantes beneficios medioambientales y socioeconómicos a las comunidades locales. La compañía se ha comprometido además a identificar, medir y comunicar los logros ambientales, sociales y económicos alcanzados a partir de su inversión en la naturaleza.

“La naturaleza ha de ser una de las claves de las estrategias de lucha contra el cambio climático”, ha indicado M. Sanjayan, CEO de Conservation International. “Las investigaciones reflejan que no conseguiremos nuestros objetivos climáticos a menos que protejamos, restauremos y mejoremos la conservación de los ecosistemas ricos en carbono. Si lo hacemos, podemos llegar a reducir un tercio las emisiones en la próxima década, además de mejorar la calidad de vida de las comunidades que afrontan los efectos más adversos del cambio climático. Estamos encantados de poder trabajar de la mano de P&G en la protección de la naturaleza, una tarea clave que beneficiará tanto a las personas como al planeta”, ha puntualizado.

P&G está desarrollando un portafolio de iniciativas para este proyecto, que incluye inversiones en diferentes países. En Brasil, trabajará junto con WWF para recuperar los Bosques Atlánticos de la costa este del país, favoreciendo el mantenimiento de ecosistemas y reservas de agua, y garantizando así los alimentos para las comunidades locales. La compañía ha establecido también la alianza Evergreen con la Fundación Arbor Day para unir a empresas y ciudadanía bajo el objetivo común de reservar los recursos naturales afectados por el cambio climático, incluida la reforestación de árboles en zonas devastadas por incendios en como el norte de California o la mejora de los bosques en Alemania. En esta misma línea, de la mano de Conservation International, P&G participará en el proyecto de conservación de la isla filipina de Palawan para proteger, restaurar o ayudar sus característicos manglares y otros ecosistemas esenciales de una de las regiones amenazadas con más biodiversidad del mundo.

“Llevamos más de diez años promoviendo el progreso en el ámbito del clima y trabajando por la protección de los bosques junto a P&G, una compañía que, por la escala de su negocio, consigue generar un impacto de gran alcance”, ha reconocido Carter Roberts, presidente y CEO de WWF en Estados Unidos. “Es importante destacar que los avances no se han limitado a su propia huella corporativa. P&G fue de los primeros en sumarse a la Alianza de Compradores de Energía Renovable, institución que ha jugado un papel clave en la implantación de este tipo de energía en Estados Unidos. El anuncio de hoy supone un paso más en la lucha contra el cambio climático, situando el poder de la propia naturaleza para frenar esta problemática en el centro; no solo por su capacidad de absorber las emisiones de carbono, sino también a la hora proveer los recursos que permiten la vida en la tierra. Estamos deseando trabajar con P&G en estos nuevos compromisos”, ha subrayado.

Innovaciones sostenibles para reducir la huella de carbono y cambiar hábitos

P&G lleva más de dos décadas analizando el ciclo de vida de sus productos para medir las emisiones generadas durante su fabricación y en el uso (emisiones de categoría 3). En este sentido, hasta el 85% de las emisiones de categoría 3 de la compañía se generan en la fase de consumo por parte de los usuarios. Cada día llega a 5.000 millones de consumidores a través de sus marcas y este alcance conlleva la responsabilidad de ofrecer a los consumidores la capacidad de reducir sus propias huellas de carbono con productos diseñados para ayudar a ahorrar energía, agua y recursos naturales. P&G centra sus esfuerzos en diseñar productos que contribuyan al ahorro de energía, agua y recursos naturales.  

Más del 60% de la huella de carbono de los detergentes se produce en la fase de consumo, por la energía utilizada por algunos usuarios para calentar el agua. Consciente de ello, P&G ha optimizado las fórmulas de sus marcas líderes como Ariel para lograr los mismos resultados con temperaturas por debajo de los 30 grados. La compañía mantiene, además, su objetivo de conseguir que hasta el 70% de las coladas se hagan con programas de bajo consumo de energía, tarea con la que estima que ha evitado la emisión de casi 15 millones de toneladas de CO2 en Estados Unidos en los últimos cinco años.

P&G también trabaja en esta línea con otras de sus marcas. Fairy, con sus fórmulas innovadoras permiten evitar los aclarados previos y lavar directamente en el lavavajillas, ahorrando grandes cantidades de agua y energía. Su potente poder anti-grasa, permite, además, al lavar con agua templada a 20º C en lugar de caliente y reducir a la mitad la huella de carbono de cada lavado.

“Nuestro papel como líderes es el de avanzar todo lo posible hacia un mercado y un estilo de vida más sostenible, que sea económico y deseable para todo el mundo”, ha afirmado Virginie Helias, responsable de Sostenibilidad en P&G. “Está en nuestra mano proteger los ecosistemas esenciales e invertir en soluciones para la regeneración de nuestro planeta. Los consumidores también quieren formar parte de la acción climática y como compañía, es nuestra responsabilidad marcar la diferencia y animar a los cinco billones de personas a las que cada día llegamos con nuestras marcas a mantener un consumo responsable con productos eficientes”, ha enfatizado.

Share with your friends:

Detalles de Contacto

Puede ponerse en contacto, comunicarse y trasladarnos sus peticiones o sugerencias a través de esta página. Le atenderemos a la mayor brevedad posible.

  • Paseo de la Castellana 95, Planta 15. 28046 - Madrid - España ‎
  • +34 914 185 071
  • informacion@multinacionalesmarcaespana.org
  • www.multinacionalesmarcaespana.org

Twitter

The openForce

Regístrate a nuestra newsletter

Acepto la "política de privacidad"

* = campo obligatorio